NIÑO DE 13 AÑOS USADO COMO SEÑUELO PARA CAPTAR A 5 MENORES OAXAQUEÑOS QUE SERÍAN TRASLADADOS A MONTERREY, TODO A PARTIR DE UN VIDEOJUEGO

#MairaRicárdez

«Free fire» (fuego libre en español), es un juego multijugador, diseñado para que varios jugadores se puedan conectar simultáneamente jugar y dialogar desde cualquier parte del mundo.

A poco tiempo de su lanzamiento alcanzo millones de descargas, convirtiéndose en uno de los videojuegos más jugados en todo el mundo.

Este fue el juego a través del cual habrían enganchado a 4 niños de los Valles Centrales de Oaxaca, específicamente de la zona de Tlacolula de Matamoros.

Una de las madres relata que a «Jesús» lo saco de su casa un niño de 13 años que semanas antes conoció en un local donde rentan videojuegos, se le acercó y por el juego «free fire» empezaron a jugar en línea, este niño le enseñaba dinero, hasta 10 mil pesos y le decía que trabajando lo ganaba.

En el mismo juego el niño conoció a los otros niños y les invitaba cosas, todo en los videojuegos, hasta que los invito a jugar personalmente relata la declarante, pero cuando ya estaban todos juntos les quitaron celulares y se los llevaron de Tlacolula.

Ya en otra casa, que después se sabría estaba en Av Ferrocarril en Sta. Lucia del Camino, les permitieron que hablarán una vez a los papás después apagaron los celulares.

Cuando los papás iniciaron la búsqueda a través de redes, algunas personas llamaron para decir que los habían visto por el ADO, y después por mini autos de Avenida Ferrocarril. Ante la gravedad del caso, acudieron al Ministerio Público de Tlacolula, pero les dijeron que debian esperar 72 horas pese a que se trataba de menores de edad desaparecidos.

Los padres se organizaron y optaron en por salir en grupos a la cd de Oaxaca y buscar por sus propios medios los sitios por dónde dijeron los había visto.

Fue a partir de que uno de los menores logró prender su celular, como lograron ubicarlo en esta casa en Av. Ferrocarril.

Los padres arribaron con una unidad de policías, al tocar salió la ahora detenida , quien en todo momento nego que hubiera niños ahí hasta que se vio acorralada y sacó a los niños.

La declarante cierra su relato al afirmar que los orquestadores de este delito que pudo haber sido muy grave si ellos no se movilizan por su cuenta, son miembros de una banda que opera en Oaxaca y que utiliza como ganchos a otros menores de edad para hacerce pasar por amiguitos de juegos virtuales, hasta lograr un encuentro físico del que no estarán enterados los padres.

Los niños cautivos agrega, ya tenían boletos para las 11 de la noche a la Cd. De México, y posteriormente a Monterrey.

«Gracias a todos los que apoyaron compartiendo y las personas que llegaron a apoyarnos en rodear la casa en Av. Ferrocarril. Les cuento un poco lo que pasó por qué son cosas que están pasando, y es un pánico horrible no saber dónde está tu hijo…»

Compartelo con tus amigos: