PROPONE CESAR AGUSTIN HERNANDEZ INSCRIPCION DEL CIRCO COMO PATRIMONIO CULTURAL DE LA HUMANIDAD

Por Juan Carlos Valdez Arévalo

Ciudad de México.– Destacando que el circo en México, al igual que en el extranjero, es una tradición viviente que ha sido heredada generacionalmente a través de la difusión de prácticas, valores y memorias que, por su enfoque y desarrollo familiar, contribuye a generar cohesión social, incentiva las tradiciones culturales e incluso integra expresiones y rituales indígenas y autóctonas; no obstante esto, lamentablemente el circo no ha sido reconocido institucionalmente como patrimonio cultural inmaterial, ni como arte.

El diputado federal César Agustín Hernández Pérez, presentó ante la Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión, una proposición con punto de acuerdo mediante la cual se exhorta tanto a la Secretaría de Relaciones Exteriores, como a la Secretaria de Cultura a que realicen el procedimiento correspondiente a efecto de que se proponga ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO),  la inscripción del Circo en la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

La finalidad del Punto de acuerdo –dijo Hernández Pérez–, es que la humanidad reconozca las tradiciones, expresiones, artes, usos sociales, rituales, actos y técnicas ancestrales que encierra la cultura que envuelve al circo y a sus integrantes.

El Punto de acuerdo se justifica –explicó Hernández Pérez–, a partir de la implementación de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial (2003), cuando se señaló que se entiende por “patrimonio inmaterial”: los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas –junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son inherentes– que las comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos reconozcan como parte integrante de su patrimonio cultural.

Así también, dicha Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, fue ratificada por el gobierno mexicano en el año del 2005, lo que nos permite como país suscriptor proponer bienes en su territorio para su inscripción en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO, la cual tiene como finalidad  dar a conocer mejor el patrimonio cultural inmaterial, lograr que se tome mayor conciencia de su importancia y propiciar formas de diálogo que respeten la diversidad cultural, agregó Hernández Pérez.

Finalmente, Hernández Pérez indicó que lo que se pretende con la inscripción que se propone es potencializar la creatividad e innovación artística en las artes circenses, así como favorecer y consolidar la producción, distribución y exhibición nacional e internacional de los espectáculos circenses, pero sobre todo impulsar la protección, preservación y difusión del patrimonio circense. Así mismo se busca garantizar una mayor notoriedad del patrimonio cultural inmaterial en general, y más concretamente de los elementos propuestos como representativos de éste, y lograr que se tome mayor conciencia de su importancia.

Compartelo con tus amigos: