CONTINUARÁ EL RESCATE DE ZONAS INVADIDAS COMO SE HIZO EN EL CERRO DE LA ESTRELLA, ANTICIPAN SEDEMA Y ALCALDÍA IZTAPALAPA

● La alcaldesa Clara Brugada y la titular de Medio Ambiente, Marina Robles, advirtieron que no se permitirá la construcción de viviendas en las áreas naturales protegidas de la demarcación

● Ocupantes pretendían destinar para vivienda los predios Cerrada de Loma Encantada, Milpas de Arroyo Tláloc, Cufas y Ampliación Veracruzana II, aunque por el momento sólo tenían cuidadores

● Las recuperaciones se hicieron con total sustento jurídico, con base en procedimientos administrativos, que seguirán a fin de recuperar áreas estratégicas para la recarga de agua

La Alcaldía Iztapalapa y la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) del Gobierno de la Ciudad de México recuperaron de forma pacífica, sin ningún connato de violencia, cuatro predios ocupados ilegalmente y ubicados en el área natural protegida del Cerro de la Estrella, donde continuarán las acciones de rescate de espacios que deben preservarse para la generación de oxígeno y recarga de acuíferos, al igual que en la Sierra de Santa Catarina y en el Cerro del Peñón.

La alcaldesa Clara Brugada Molina y la secretaria de Medio Ambiente, Marina Robles García, informaron que con la recuperación administrativa efectuada el jueves en el Cerro de la Estrella se rescataron más de 36 mil 400 metros cuadrados de área natural protegida, que fueron ocupados ilegalmente con el propósito de establecer viviendas, lo cual está prohibido en esta zona, por lo que se ejecutó el desalojo con base en resoluciones emitidas por las autoridades competentes.

Clara Brugada estableció que al momento de la recuperación únicamente había ocho edificaciones precarias en estos predios, donde no habitaban familias y sólo permanecían algunas personas que fungían como cuidadores de los espacios y de caballos y borregos que tenían en ellos, por lo que se les permitió el retiro de los animales y de sus objetos personales para proceder a la demolición correspondiente.

Resaltó que, respecto del Cerro de la Estrella, la Sierra de Santa Catarina y el Cerro del Peñón, la Alcaldía Iztapalapa y el Gobierno de la Ciudad de México “tenemos un deber ético y legal en su protección y en evitar que la ocupación ilegal le gane terreno a este espacio tan importante para Iztapalapa y la ciudad”. Por eso se llevó a cabo la recuperación con total sustento jurídico y respeto a las personas retiradas de esos sitios.

En conferencia de prensa en la sede del Gobierno de la Ciudad de México, subrayó que “el derecho a la vivienda no puede contraponerse con la imperiosa necesidad de cuidar una reserva natural esencial para la vida de la ciudad. Mucho menos la especulación o el clientelismo político pueden acabar con nuestro cerro”, y expuso que se ha detectado la realización de reuniones de personas en el predio Cufas, uno de los recuperados, con el fin de comercializarlo para vivienda.

La alcaldesa advirtió que no se permitirán invasiones de las áreas naturales protegidas y la diligencia realizada el jueves, además de ser una de las más grandes que se han efectuado, lleva el mensaje hacia la gente que busca adquirir un terreno de que no se deje engañar ni acudir a estas asambleas en las que piden dinero y terminan en una situación difícil legal y económicamente, pues no se permitirá la edificación de vivienda.

Detalló que los predios recuperados son conocidos como Cerrada de Loma Encantada, Milpas de Arroyo Tláloc, Cufas y Ampliación Veracruzana II, que en total suman más de 3.8 hectáreas de extensión, en las que se tenían identificadas algunas edificaciones precarias, que ya fueron demolidas y los espacios se han limpiado de todos los materiales que los ocupantes habían llevado.

Explicó que en cada uno de estos predios la Alcaldía y la Sedema integraron procedimientos administrativos simultáneos sobre la situación legal del área y la instalación de edificaciones precarias. La resolución fue recuperar los espacios y se procedió a ejecutar la diligencia este jueves con el sustento jurídico necesario para la actuación de la autoridad.

Las dos funcionarias afirmaron que en ambas instancias existen aún diversos procedimientos en integración con el propósito de recuperar la mayor cantidad posible de espacios que han sido ocupados ilegalmente y reintegrarlos como áreas verdes del Cerro de la Estrella, que es uno de los lugares más importantes en materia ambiental, social, cultural y deportiva en la Ciudad de México y particularmente en el oriente de la capital.

Robles García indicó que el Gobierno de la Ciudad de México ha hecho inversiones históricas para la rehabilitación socioambiental del Cerro de la Estrella, las cuales ascienden a más de 44 millones de pesos durante 2019 y 2020; estos recursos fueron destinados o obras como el Jardín de Cactéaceas, jardines polinizadores, miradores, áreas de juegos y gimnasios y senderos.

La recuperación administrativa, expuso Clara Brugada, comenzó con la colocación de personal de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México y de la Policía Auxiliar, dependiente de la Alcaldía Iztapalapa, alrededor de los predios, a fin de resguardar al personal de la alcaldía y de la Sedena.

Se notificó a los ocupantes de la resolución a ejecutar; se les permitió retirar sus pertenencias personales y animales, con supervisión de la Brigada de Vigilancia Animal de la SSC, a los lugares donde ellos decidieron, y enseguida comenzó la demolición de las edificaciones precarias y de todas las instalaciones ilegales, así como la posterior limpieza del material resultante de esta acción.

En los trabajos participaron trabajadores de la Alcaldía y de la Sedema, así como elementos de la Policía Auxiliar y de la Secretaría de Seguridad Ciudadana. Se utilizaron diversas herramientas y maquinaria como ocho retroexcavadoras. Fueron retirados mil 414 metros cúbicos de material resultante de la demolición mediante 51 camiones de volteo, así como camionetas de 3.5 toneladas y pick ups.

Finalmente, la alcaldesa de Iztapalapa reiteró que no se permitirán invasiones a las áreas naturales protegidas de la demarcación y destacó que el Cerro de la Estrella es estratégico para la Ciudad de México. Su relevancia radica en los servicios ambientales que proporciona al ser sitio de recarga del acuífero y bosque urbano que captura emisiones de carbono y produce oxígeno.

También tiene un gran valor histórico y cultural porque fue sede en la época prehispánica de las ceremonias de encendido del Fuego Nuevo y de otros rituales y ahora es el lugar donde culmina la Representación de Semana Santa. Además, miles de personas lo recorren todos los días para hacer ejercicio y mejorar su salud.

Compartelo con tus amigos: