AMENAZAN A MÉDICOS Y ENFERMERAS POR SOLICITAR INSUMOS PARA PROTEGERSE DEL COVID-19

El hospital General La Perla de Nezahualcóyotl, no sólo carece de insumos y mascarillas certificadas para su personal médico asignado al combate COVID-19, además sus médicos y enfermeras son objeto de amenazas, de procedimientos legales que van desde lo civil hasta lo penal. Situación que  lo que ha generado molestia y tentativas de renuncias, incluso masivas por parte del personal de ese nosocomio.

Los médicos encargados de atender a los pacientes contagiados de COVID-19 en ese municipio, acusan el ambiente de persecución laboral que se vive pero, sobre todo, la falta de insumos para combatir esta pandemia con riesgo de contagiarse.

De acuerdo a una nota del reportero Alejandro Páez Morales publicada por el periódico La Crónica, médicos del nosocomio expresan su preocupación por la falta de mascarillas certificadas, “a veces nos dan las genéricas que ni siquiera tienen marca y no sabemos si cumplen con las normas y seguridad para protegerlos, no hay protocolos ni un manual interno de procedimientos para atender a enfermos por COVID-19… cada quien hace lo que considera, pero no hay protocolos y, los contagiados se mezclan con los que sólo están delicados”, explica uno de los médicos.

«En lugar de amedrentarlos deberían de darnos mascarillas, trajes, capacitación y hacer un manual interno de procedimientos, porque nosotros siempre estamos allí, al pie del cañón, a pesar del miedo de contagiarnos y que ya varios compañeros, se han contagiado pero no vemos reciprocidad de las autoridades» pormenoriza otro médico que atiende el área de COVID-19 en ese nosocomio. –De acuerdo a la publicación antes mencionada–.

La información describe también el texto de un memorándum que circula entre el personal médico de diversas especialidades del hospital La Perla, el cual advierte sobre el inicio del procedimientos y sanciones administrativas, civiles, laborales y penales contra el personal médico en caso de no atender a los pacientes que requieran sus servicios, incluidos los contagiados por COVID-19.

Para ello el memorandum, cita una serie de “fundamentos legales” basados en la constitución Federal, la ley General de salud, el reglamento General de salud, la ley reglamentaria del artículo quinto constitucional, la ley Federal para prevenir y eliminar la discriminación y hasta el código penal de la ciudad de México, aun cuando este hospital pertenece al Estado de México.

El documento advierte que la negativa del personal a trabajar en esta contingencia sanitaria podría violentar el código penal de la Ciudad de México e incurrir en los delitos de discriminación, desobediencia y resistencia de particulares, responsabilidad profesional y técnica; abandono, negación y práctica indebida del servicio médico.

Compartelo con tus amigos: