PROPONEN REFORMA PARA GARANTIZAR LA INOCUIDAD DE LOS ALIMENTOS

• El diputado Raymundo Atanacio Luna (PT) impulsa iniciativa que modifica la Ley de Desarrollo Rural Sustentable

• Se turnó a la Comisión de Desarrollo y Conservación Rural, Agrícola y Autosuficiencia Alimentaria

Ante la Comisión Permanente, el diputado Raymundo Atanacio Luna (PT) planteó reformar la Ley de Desarrollo Rural Sustentable con el fin de garantizar la inocuidad de los alimentos.

La iniciativa que adiciona la fracción XXXIV al artículo 3º de la Ley señala que la inocuidad de los alimentos es el conjunto de condiciones y medidas necesarias durante la producción, almacenamiento, distribución y preparación de alimentos para asegurar que una vez ingerido, no representen un riesgo para la salud humana.

El documento se turnó a la Comisión de Desarrollo y Conservación Rural, Agrícola y Autosuficiencia Alimentaria de la Cámara de Diputados para su análisis.

Cita que no puede haber seguridad alimentaria sin inocuidad, en un mundo donde la cadena de suministro alimentario se ha vuelto más compleja puesto que cualquier incidente adverso relativo a la inocuidad podría afectar la salud pública, el comercio y la economía a escala mundial.

Recuerda que el 7 de junio se conmemoró el Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos con el objetivo de crear conciencia en las autoridades, sector privado y sociedad, sobre la necesidad de fortalecer las acciones para prevenir, manejar y detectar los riesgos de contaminación de los alimentos durante los procesos productivos y de consumo.

Cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, señalan que, al día de hoy, aproximadamente una de cada 10 personas en el mundo se enferma después de comer alimentos contaminados, refiere.

Además, menciona, las enfermedades transmitidas por la comida generalmente son de carácter infeccioso o tóxico y son causadas por bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas que penetran en el organismo a través del agua o alimentos contaminados.

Ante ello, destaca la necesidad de brindar certeza a las y los consumidores de que, durante cada etapa de la cadena productiva, se apliquen medidas de higiene para que los alimentos estén libres de contaminantes que pudieran poner en riesgo la salud.

La eficacia de los sistemas de control y de calidad e inocuidad de éstos es vital para salvaguardar la salud y bienestar, también para impulsar el desarrollo económico y mejorar los medios de vida al promover el acceso al mercado nacional, regional e internacional, subraya.

Compartelo con tus amigos: