GobiernoInstitucionesMunicipal

REVELACIONES ARQUEOLÓGICAS EN COCOTITLÁN: ¿SACRIFICIOS HUMANOS EN HONOR A DEIDADES ANTIGUAS?

En un encuentro trascendental, el presidente municipal de Cocotitlán, Félix Guzmán Florín, junto a destacadas figuras del ámbito cultural, ha develado un ambicioso proyecto destinado a rescatar las ruinas arqueológicas prehispánicas de la zona de los volcanes. Este plan integral no solo busca preservar el legado ancestral, sino también impulsar el turismo en el oriente del Estado y ciudad de México.

La reunión, que contó con la presencia de Diana Ena Rodríguez Pulido y Liliana Flores Ayala, Directora General de Patrimonio y Servicios Culturales y Directora de Patrimonio del Valle de los Volcanes, respectivamente, se convirtió en un foro de propuestas fascinantes. Entre ellas, destacó solicitar el apoyo tanto al gobierno estatal, encabezado por Delfina Gómez Álvarez, como al federal, representado por Andrés Manuel López Obrador, para crear un museo de sitio en el cerro de Cocotitlán, donde se han descubierto monolitos con petrograbados y vestigios de antiguas civilizaciones.

El historiador y periodista Jose Alberto Zea Domínguez, junto el cronista municipal Arturo Galicia, respaldaron la importancia de este proyecto al afirmar que Cocotitlán es un pueblo milenario cuya historia se remonta a 800 años antes de Cristo. Estudios arqueológicos, como los realizados con carbono 14, respaldan la existencia de esta rica herencia cultural.

Además, se planteó solicitar la colaboración de los habitantes locales para donar los hallazgos arqueológicos que poseen, con el compromiso de ser reconocidos y de participar en su cuidado. Esta iniciativa busca involucrar a toda la comunidad en la preservación de su patrimonio histórico.

El recorrido por los sitios arqueológicos reveló la posible existencia de prácticas religiosas ancestrales, como sacrificios humanos en honor a deidades prehispánicas. La presencia de piedras esculpidas con canales para drenajes sugiere rituales ceremoniales de gran significado.

Además, la cima del cerro de Cocotitlán se vislumbra como un lugar idóneo para la construcción de una tirolesa, ofreciendo una experiencia turística única que combina aventura y cultura. Este proyecto integral promete atraer a visitantes ávidos de explorar la historia y la belleza natural de la región, complementado por la hospitalidad local y la exquisita gastronomía.

En definitiva, Cocotitlán se erige como un tesoro arqueológico por descubrir, donde la historia antigua se entrelaza con la modernidad en un viaje fascinante hacia el pasado prehispánico.