AL JUEGO DE JUAN PIRULERO, CADA QUIEN ATIENDE SU JUEGO

Atendiendo a sus ambiciones personales más que a los de la población que gobierna, el apático Alfredo del Mazo Maza, ha dejado abandonados ocho nosocomios que durante la administración de su antecesor Eruviel Ávila Villegas, por “angas o por mangas” quedaron inconclusos.

Cabe señalar que, si desde que Del Mazo Maza tuvo conocimiento de las obras inconclusas, les hubiera dado continuidad, aportarían muchísimo para hacer frente a esta emergencia.

Ocho hospitales que, ahora durante esta contingencia, podrían dar servicio a la población que lo necesitase, sin embargo, al inepto gobernador mexiquense se le han ido dos años y seis meses en palabrería y dichos, en lugar de hechos.

El displicente Del Mazo Maza, no se ha cansado de autoproclamarse el “gobernador de las mujeres” con su mediocre programa de la “tarjeta rosa”, la cual sólo llega a sus correligionarias de partido, a decir de muchas voces de féminas de esta entidad.

Facebook Comments
Compartelo con tus amigos: